Callar no es amar. Arranca la campa帽a contra el incesto en Ecuador

Desde la provincia de Sucumbíos, hasta la capital del país, arranca en Ecuador la primera campaña contra el incesto y la violencia sexual bajo el lema: Secretos Familiares. Callar no es amar. En las redes sociales, circula bajo el hastag #Secretosfamiliares.

Con el fin de romper el silencio en torno al delito del incesto, no tipificado como tal en la legislación ecuatoriana, el pasado mes de septiembre, la Plataforma se reunió en Quito para difundir los objetivos y el alcance de Secretos familiares. Callar no es amar. La Plataforma busca hacer visible la violencia sexual en el entorno familiar, romper el silencio que persiste cuando se trata de casos de abuso sexual contra niñas, niños y adolescentes, y luchar contra la violencia que sufren niñas, adolescentes y mujeres.

Cuando un niño o una niña es víctima de violencia sexual, y el perpetrador es un miembro de la familia, es casi imposible que pueda continuar viviendo y desarrollándose en condiciones seguras en su casa o en la escuela. Además, el silencio legitima la violencia y agrava la situación de inseguridad. La Plataforma dice que el 80 % de los casos de violencia sexual registrados en el país es perpetrado contra menores de 18 años.

La campaña servirá para decirle a la sociedad ecuatoriana y a sus políticos que cuando existe incesto, es decir, violencia sexual intrafamiliar, y cuando hay violencia de género, es importante creer a las víctimas, y sobre todo, no negar lo sucedido, dado que CALLAR no es AMAR.

La campaña Secretos Familiares. Callar no es amar se lanza para exigir al Estado y a la sociedad medidas para acabar la violencia de género en general y el incesto, en particular.

La Plataforma contra el incesto y la violencia sexual está formada por Federación de Mujeres de Sucumbíos, Red de Casas de Acogida, Taller de Comunicación Mujer, Surkuna, Radialistas Apasionados, GK, Asociación para Desarrollo Alternativo ALDEA y Vivas Nos Queremos.

El documental para la campaña, INCESTO EN ECUADOR. UN SECRETO A VOCES, fue realizado por LolaMora Producciones y Darko Films.

Labels: Ecuador  Violencia Sexual